RUTAS DE MURO

RUTAS DEL PUEBLO

Bienvenidos a Muro, un pueblo con una rica historia y patrimonio cultural. Nuestros itinerarios turísticos ofrecen la posibilidad de descubrir los sitios más emblemáticos del municipio. Desde las majestuosas casas señoriales hasta los monumentos más significativos, las rutas transcurren por todo el pueblo, ofreciendo una visión completa de la riqueza arquitectónica y cultural de Muro. Los visitantes podrán disfrutar de una experiencia única, inmersos en la historia y cultura del pueblo. Le invitamos a descubrir Muro y sus itinerarios turísticos, ya disfrutar de una experiencia inolvidable en un entorno único.

Carrers de la vila de muro

Morell - Bisbe Massanet

5 km
Empezamos nuestro recorrido en la Plaza del Conde de Empúries y seguimos por la Calle Martorell-Bisbe Massanet-Joan Mieres-Sants Doctors. Al llegar al Pont de Morell, podemos ver la Residencia Reina Sofía. Después de cruzar el puente, encontramos Es Cos y el Puig d'En Morro a nuestra izquierda. A nuestra derecha, vemos la antigua Cruz de Morell y después llegamos a Es Pla de Morell con la Acequia Real. A continuación, tomamos el Camino des Puig d'En Morro a nuestra izquierda, pasando por Son Parera Nou y Son Parera Vell. Giramos a la izquierda en la Carretera de Son Morei y continuamos por Les Pedreres. Al llegar al Coll de Morell, vemos el Pozo de Lluca ferrat a nuestra derecha. Tomando el Camino de S'Estret a nuestra derecha, llegamos a la Cruz y al Camí dels Fiters. Por último, contemplamos las rocas de Badaluc donde se asienta la villa mientras nos dan la bienvenida los antiguos molinos harineros.

ERMITA DE SANT VICENÇ

8 km
Empezamos nuestro recorrido en la Plaza del Conde de Empúries y seguimos por varias plazas y calles, como la Plaza de la Constitución, la de los Abeuraors, la Calle del Bisbe Albertí, la Calle Juan Carlos I - Libertad y la Calle de los Mártires. A continuación, pasamos por la Placeta Mn. Francesc Mulet y la Capelleta de La Sang antes de llegar a la Plaza del manantial. A nuestra derecha dejamos la Plaza de toros y las Escuelas, y nos dirigimos hacia la carretera que conduce a Santa Margalida. A la izquierda veremos la Cruz de los Judíos ya la derecha el Camino de Son Jeroni. Continuando por el camino, encontraremos la antigua Font dels Guals y seguimos hasta llegar al Casal de Son Jeroni. Después, regresamos por el mismo camino hasta llegar al Camino que nos lleva a la carretera de Sineu. Giramos a la derecha y pronto encontraremos la Font de Can Milec. Pasando por Casas de Son Blai y el Hipódromo, seguimos recto hasta que tomamos el Camí des Carnatge a la izquierda. Pasando por unas Canteras, continuamos por el camino mientras observamos pequeñas fincas cerradas por paredes secas. Llegamos al Camino de Llubí donde giramos a la derecha y seguiremos hasta llegar a la Creu de Ciutat. Por último, entraremos en la Villa por esta carretera.

Son Jeroni - Son Blai

9 km
Empezamos nuestro recorrido en la Plaza del Conde de Empúries y seguimos por varias plazas y calles, como la Plaza de la Constitución, la de los Abeuraors, la Calle del Bisbe Albertí, la Calle Juan Carlos I - Libertad y la Calle de los Mártires. A continuación, pasamos por la Placeta Mn. Francesc Mulet y la Capelleta de La Sang antes de llegar a la Plaza del manantial. A nuestra derecha dejamos la Plaza de toros y las Escuelas, y nos dirigimos hacia la carretera que conduce a Santa Margalida. A la izquierda veremos la Cruz de los Judíos ya la derecha el Camino de Son Jeroni. Continuando por el camino, encontraremos la antigua Font dels Guals y seguimos hasta llegar al Casal de Son Jeroni. Después, regresamos por el mismo camino hasta llegar al Camino que nos lleva a la carretera de Sineu. Giramos a la derecha y rápidamente veremos la Font de Can Milec. Pasando por Casas de Son Blai y el Hipódromo, seguimos recto hasta que tomamos el Camí des Carnatge a la izquierda. Pasando por unas Canteras, continuamos por el camino mientras contemplamos pequeñas fincas cerradas por paredes secas. Llegamos al Camino de Llubí donde giramos a la derecha y seguiremos hasta llegar a la Creu de Ciutat. Por último, entraremos en la Vila por esta carretera.

VINROMÀ

11 km
Empezamos nuestro recorrido en la Plaza del Conde de Empúries y seguimos por la Calle Joan Massanet. A la izquierda dejamos la Cruz de Marjal, pasamos por el Cementerio y tomamos la antigua carretera, después giramos a la derecha para tomar el Camí de Vinromà. Durante el trayecto, podemos observar pequeños huertos cerrados por paredes secas y molinos de agua. Después, giramos a la derecha para tomar el Camino de Ses Punyaleres y continuar descendiendo. Seguimos por el Camino de Son Carbonell hasta que llegamos a la antigua Carretera Pollença-Artà, donde giramos de nuevo a la derecha por el Camino de Son Claret. Por último, llegamos a la Carretera de Marjal y giramos a la derecha para seguirla hasta llegar a la Villa.

RUTA PATRIMONIAL

Muro, conjunto histórico artístico

En 1975 se aprobó la declaración del sector antiguo de la villa de Muro como conjunto histórico artístico, con la intención de proteger el legado monumental y arquitectónico del pueblo. El trazado de las calles y plazoletas nos indican la antigüedad del núcleo, conformado a partir de la conquista cristiana de 1229, aunque antiguamente ya estaba habitado. El paseo por la barriada del Comtat y Sa Riba nos permitirá contemplar interesantes y variados ejemplos de la arquitectura popular y tradicional, junto con los restos conservados de los antiguos casales de los señores feudales (siglos XVI-XVIII). El marés, extraído de las canteras del término, sirvió hasta la primera mitad del siglo XX como elemento constructivo principal. Del buen uso de esta piedra caliza se muestran muchas casas con portales adovelados, ventanas bellamente obradas y escudos heráldicos. El paseo nos permitirá contemplar los restos de los casals de Sant Martí, Rossinyol, la antigua carnicería, la rectoría y multitud de casas de arquitectura popular tradicional, así como los molinos harineros de Sa Riba. Desde este lugar privilegiado se puede observar una panorámica completa de la Bahía de Alcúdia, con las tierras del Cós justo debajo del pueblo, donde todavía ahora se celebran carreras y juegos en verano; las tierras secanas y parte de las tierras de Marjal, con la Albufera y el Mediterráneo al fondo.

IGLESIA DE LA SANGRE, ANTIGUA CASA DE LA LIMOSNA

Es el templo más antiguo de los conservados en Muro. Fue edificado, entre los años 1414 y 1428, por disposición testamentaria de Mn. Jaume Mollet (†1414). En origen se encontraba en la actual plaza Comte d’Empúries. Este edificio, desde su construcción, fue Casa de l’Almoina, lugar de reunión de los jurados y concejales, archivo y escuela. En 1906 le trasladaron a este lugar, unos metros más avanzado.

En 1973 fue retranqueado en su ubicación actual para facilitar la circulación de vehículos. Sigue las trazas de las iglesias de repoblación a pesar de ser de una cronología posterior. El ingreso se resuelve con un arco de medio punto, de veintidós dovelas, remarcadas por una moldura. Encima se ven las armas del promotor, dos muelles (Mollet), flanqueando la imagen del Crucificado. Corona la sencilla fachada una ventana larga, que se reproduce a los lados, y una espadaña para la campana. El interior presenta nave única dividida por un arco diafragma ojival que sostiene la cubierta de madera a doble vertiente. En el altar se venera la imagen del Santo Cristo de la Sangre, talla anónima, seguramente del siglo XVI, que preside desde siempre la procesión del Jueves Santo. En 2003 fue declarado como Bien Catalogado por el Consell Insular de Mallorca.

El Cristo de la Sangre de espera ante la iglesia para incorporarse a la procesión de la noche del Jueves Santo que acaba de salir del templo parroquial.
El Cristo de la Sangre es una de las imágenes más antiguas de Muro. Desde siempre ha presidido esta iglesia disfrutando de la devoción de los mureros.

IGLESIA PARROQUIAL DE SAN JUAN BAPTISTA

El templo mayor de Muro está dedicado a San Juan Bautista, patrón de la villa y titular de la parroquia, como consecuencia de la bula del Papa Inocencio IV, de 1348. Fue edificado entre los años 1570 y 1611 en estilo gótico tradicional. Tiene planta longitudinal, con siete capillas por lado entre los contrafuertes y ábside poligonal. La capilla fonda del Roser es de estilo barroco.

La cubierta es de bóveda de crucería. En el exterior destacan los arcos que atan los contrafuertes, obra del siglo XVIII. El portal mayor, portal de las mujeres, tiene un diseño sencillo (1825). En el portal lateral barroco, o portal de los hombres, contemplamos las imágenes de Nuestra Señora sedente, San Juan Bautista y San Juan Evangelista (representados como niños sobre sus atributos iconográficos, el cordero y el águila), San Pedro y San Pablo. Sobre el dintel, se observa un escudo de Muro, como muestra de que la obra era sufragada por el pueblo (1779).
En el interior de la iglesia se conserva un rico conjunto retaulístico muestra de la evolución del arte barroco mallorquín de los siglos XVII y XVIII. Destaca el retablo mayor (1639-1787). Los ventanales, que dan una gran luminosidad, representan episodios del Antiguo y Nuevo Testamento, fueron abiertos en la década de 1940. El órgano, de 1760, es obra de Pere Josep Bosch i Font.

Torre campanario

La torre es uno de los edificios más emblemáticos de Muro. Sus 46 metros de altura la hacen visible desde todos los sitios. Fue edificada desde principios del siglo XVII. En 1640 continuaron las obras en el cuerpo de campanas hasta el remate. Tiene siete cuerpos, los dos últimos con cuatro arcos apuntados por cada lado, y una azotea superior. En su interior hay cuatro campanas llamadas Eloi, Bárbara, Angelina y Trinidad. Se observa también una rueda de madera, las mazuelas, utilizadas tan sólo el Viernes y Sábado Santo. El acceso a la parte superior se hace por dentro de la iglesia a través del pontarrón.

Retablo mayor (1639-1787)

El hecho de que la obra se alargara durante casi 150 años hace de este retablo uno de los más interesantes de Mallorca. Nombres de artistas conocidos que trabajaron allí son los de Pere Pou, Pere Joan Pinya, Gregori Alex y Gregori Herrera, entre otros. Los tres cuerpos muestran la evolución del estilo barroco sin que esto vaya en detrimento de la armonía del conjunto. No se puede dejar de observar la talla de San Juan Bautista que proviene de retablos anteriores y que algunos autores han situado en las obras de influencia sagreriana.

CASA CONSISTORIAL Y PLAZA CONDE DE EMPÚRIAS

El lugar en el que nos encontramos nos regala una magnífica perspectiva de algunos de los edificios históricamente más importantes: el ayuntamiento y la iglesia parroquial. La configuración urbanística de esta zona del pueblo fue objeto de debate y estudio desde el último tercio del siglo XIX hasta 1949. Históricamente el ayuntamiento ocupaba una parte de la actual plaza (Iglesia de la Sang) junto con el edificio del Hospital y la prisión. El traslado, en 1905, de la iglesia dejaba libre el espacio por lo que con el tiempo se convertiría en la actual plaza mayor después de rechazar varios proyectos y propuestas de ubicación de la nueva Casa Consistorial y otros edificios.

PLAZA CONDE DE EMPÚRIAS, HUGO IV

Da nombre a este sitio uno de los porcioneros de la Conquista de Mallorca de 1229 que recibió parte de los bienes y rentas de Muro como recompensa por los servicios prestados. Popularmente es denominada “Sa Plaça”. El aspecto actual, con los bancos, verjas de hierro de cierre y pavimento de piedra viva, es resultado de la reforma del año 1997. Se trata de un amplio espacio adornado con arboleros tilos y una lonja central destinada originariamente en la Banda de Música. En este lugar, cuando llega el mes de junio y los tilos florecen con su aroma característico, se celebran buena parte de los actos populares de las fiestas patronales. Todos los domingos del año se celebra el mercado.

CASA CONSISTORIAL O AYUNTAMIENTO

El arquitecto Francesc Casas Llompart (1905-1977) proyectó en 1945 el nuevo ayuntamiento. Las obras se realizaron en 1948-1949. El edificio de Muro responde al estilo regionalista mallorquín de posguerra ya las necesidades administrativas y simbológicas de la época, tal y como se pretendía. De planta rectangular aislada tiene tres pisos. La fachada principal presenta un atrio de piedra viva porticado, encima un balcón de balaustres moldurados con tres ventanales coronados por frontones. El central aloja un escudo de Muro. La tercera planta, más baja, está coronada por un amplio voladizo de madera. Este tramo de ingreso queda bien delimitado en los laterales gracias al charco de piedra ya la presencia de dos pateras adornadas con ánforas finamente trabajadas. En el interior destaca el atrio columnado de la planta baja, el Salón de Plenos, con mobiliario original, artesonado de madera, lámparas de Can Gordiola y una interesante galería de retratos de los hijos ilustres.

IGLESIA DE SANTA ANA Y EXCONVENTO DE MÍNIMOS

Se trata de un conjunto conventual compuesto por iglesia, claustro y galería posterior ajardinada. En 1584 llegaron a Muro los frailes de la orden Mínima, fundada por San Francisco de Paula, en 1474.

Hasta la Desamortización de 1836 residieron en este convento de Muro. Después, el claustro ha tenido distintos usos: ayuntamiento, archivo municipal, matadero, escuela, plaza de toros, etc. Actualmente es la sede de la Escuela Municipal de Música Miquel Tortell y del CC Sant Francesc.

Iglesia de Santa Ana

El templo fue edificado por maestro Lluc Mesquida Florit entre 1703 y 1730. Presenta nave única, cinco capillas por banda y ábside poligonal. El exterior, compacto, deja ver los volúmenes de la nave y el presbiterio. Una galería de ventanas en la parte superior y los ingresos son las únicas notas decorativas. La fachada principal es un monumental lienzo de piedra escuadrada con un portal barroco coronado por la figura de San Francisco de Paula, patrón de la orden Mínima. El lateral se abre a una plazoleta habilitada en 1984. En el interior, la cubierta de la nave única se resuelve con bóveda de crucería de arcos ligeramente peraltados y nervios entorchados. Las capillas y el ábside tienen vueltas de copiña. La iglesia guarda una buena muestra de retablos barrocos (siglos XVII-XVIII); las tallas de los patrones de los Mínimos, la Virgen de la Soledad y San Francisco de Paula, tallas anónimas del siglo XVII; el órgano procesional de Jordi Bosch, comprado en 1771 en la parroquia de Binissalem.

Claustro

El claustro fue edificado en diversas etapas en los siglos XVII-XVIII. Sobre el portal de ingreso observamos un bello escudo de la orden mínima. El espacio, cuadrado, se articula a partir de galerías porticadas, columnas de fuste circular troncocónico y capiteles pseudo-jónicos. En el recinto destacan la escalera principal, la cisterna, el refectorio y dos relojes de sol restaurados (1779). No podemos dejar de visitar la galería posterior de la segunda mitad del siglo XVIII. Todo esto es una buena muestra del arte conventual del barroco mallorquín. En 2004, el Consejo Insular de Mallorca, declaró el conjunto Bien de Interés Cultural con categoría de monumento.

PLAZA DE TOROS "LA MONUMENTAL"

En 1911, el propietario de los terrenos de Son Font, Jaume Serra “Rafaloto” (†1956), decidió excavar una de las muchas canteras de la región dándole forma redonda. El trabajo se realizaba a mano, a golpes de escoda. De esta forma se convertiría en plaza de toros, la tercera que ha habido en Muro desde el siglo XIX.

Las esquinas y material salvo la excavación se vendía por los pueblos de Mallorca y así el propietario podía pagar la obra. Durante los años de la excavación ya se hacían espectáculos, también para sufragar las obras, pero no será hasta agosto de 1922 cuando se inaugurará oficialmente. Todas las dependencias (corrales, chiqueros, patio de caballos, enfermería, tendidos) están excavadas directamente en la piedra de marés, confiriendo al edificio un interés y carácter excepcionales que hacen que esta plaza sea única en el mundo. Destacan también las zonas ajardinadas y las lonjas, donde crecen parras que dan sombra en verano, rememorando el ambiente de los corrales típicos de las casas de Muro. El aspecto del conjunto en la actualidad es resultado de la reforma de 1970 y de las actuaciones posteriores a la compra del inmueble por parte del Ayuntamiento, en 2010.

Desde antes, incluso, en su última inauguración, la plaza ha sido escenario de espectáculos taurinos de toda índole, desde fiestas populares a corridas de toros, con la participación de los toreros más importantes de cada época, especialmente las dos últimas décadas del siglo XX. Actualmente la función taurina principal se enmarca en las fiestas de San Juan, el mes de junio. La plaza puede albergar, además de los toros, todo tipo de espectáculos deportivos, musicales y otros, con un aforo de 4.800 espectadores.

La cantera, ubicada en el corazón de la nueva barriada de Son Font, presentaba este aspecto 11 años después de iniciar la excavación. El promotor, Jaume Serra, se hizo edificar una casa en la misma plaza. Allí moriría en 1956.
Las gradas repletas de público antes de empezar el espectáculo. En la zona de lonjas el emparrado hace sombra y confiere a la plaza uno de sus rasgos más característicos.
El paseillo da inicio a un nuevo atardecer de toros con la plaza llena hasta la bandera.

RUTAS MONOLITOS LITOGRÁFICOS

El artista Adolf Gil ha creado una colección de arte urbano para promover el patrimonio artístico de Muro. Esta colección está formada por monolitos litográficos de mármol situados estratégicamente en el núcleo urbano del pueblo. El objetivo es ofrecer una forma diferente de reproducir gráficamente los monumentos, que implica directamente al espectador en la obtención de la imagen.

Los monolitos presentan grabados que reproducen vistas generales o detalles de los edificios más representativos de Muro. Utilizando la técnica del FROTTAGE, el usuario potencial puede llevarse a casa una imagen del monumento hecha por sí mismo. El usuario puede escoger cómo quiere calcar la imagen, con mayor o menor detalle, con un solo color o policromía, una parte o la totalidad, combinando el calco con dibujo a mano alzada, etc.

El proyecto está dirigido a toda la población y los monolitos están ubicados en la vía pública para que cualquier persona pueda utilizarlos cuando y como quiera. Además, los monolitos pueden ser difundidos en centros educativos para actividades complementarias a las asignaturas relacionadas con el conocimiento del medio, sociales y plástica. Con una adecuada difusión previa, los visitantes pueden también llevarse una reproducción litográfica de los monumentos a su casa.

PARQUE NATURAL DE S'ALBUFERA

La Albufera de Mallorca es una zona de importancia ecológica y ambiental, ya que alberga una gran variedad de especies animales y vegetales. Es un espacio natural protegido, que ocupa una superficie de más de 2.500 hectáreas. En su interior se encuentra un lago de agua dulce, rodeado de una extensa zona de humedales y bosques. Además, es un lugar clave para la observación de aves, puesto que se pueden encontrar más de 200 especies diferentes.

Es una zona de importancia ecológica y ambiental, ya que alberga una gran variedad de especies animales y vegetales. Es un espacio natural protegido, que ocupa una superficie de más de 2.500 hectáreas. En su interior se encuentra un lago de agua dulce, rodeado de una extensa zona de humedales y bosques. Además, es un lugar clave para la observación de aves, puesto que se pueden encontrar más de 200 especies diferentes.

Albufera de Muro Mallorca

ORNITOLOGÍA

La Albufera de Mallorca es un auténtico paraíso para la observación de aves. En este entorno, encontrarás hasta 303 especies de aves, lo que representa dos tercios del total de especies en el archipiélago balear. Más de 10.000 aves pasan el invierno en la Albufera de Mallorca, junto con grandes grupos de estorninos y aves migratorias como las golondrinas, los tarro blanco y las grullas…

Dentro del Parque Natural de s’Albufera, hay 8 observatorios de aves y 11 plataformas de observación. Consulta nuestro calendario para conocer las aves que podrás observar en cada época del año.

Descubre este maravilloso entorno natural y disfruta de la riqueza ornitológica de la Albufera de Mallorca. Un lugar perfecto para los amantes de las aves y vivir experiencias únicas en plena naturaleza.

Descubre todos los deportes que puedes realizar en Muro